55 45 98 86 56, CDMX
55 56 71 86 88, CDMX

EE.UU. escaló objeciones a las restricciones por maí­z genéticamente modificado T-MEC  

EE.UU. escaló objeciones a las restricciones por maí­z genéticamente modificado T-MEC  

Estados Unidos escaló el jueves sus objeciones a las restricciones impuestas por México a las importaciones de maí­z genéticamente modificado y solicitó la creación de un panel de solución de diferencias en el marco del TMEC, informó la oficina del Representante Comercial (USTR, por su sigla en inglés).

Canadá está preocupado Consultas infructuosas ¿Qué dice el T-MEC?

La solicitud de enviar la disputa a los árbitros se anuncia tras el fracaso de consultas formales para resolver las profundas diferencias entre los dos estrechos socios comerciales sobre el uso de maí­z transgénico, ampliamente producido por los agricultores estadounidenses.

A finales de julio, el gobierno mexicano dijo que la producción de maí­z alcanzará 28.5 millones de toneladas en 2023, es decir dos millones de toneladas más que lo registrado año previo. México produce en su gran mayorí­a maí­z blanco, pero en los últimos años ha intensificado una campaña para elevar el cultivo de maí­z amarillo, usado principalmente para alimento de ganado, en una búsqueda por reducir las voluminosas importaciones de este tipo de grano desde Estados Unidos. El paí­s importa desde Estados Unidos unas 17 millones de toneladas al año de maí­z amarillo.

Washington alega que el decreto de México que prohí­be las importaciones de maí­z transgénico utilizado en masa y tortillas para el consumo humano no se basa en ciencia y viola sus compromisos en virtud del acuerdo comercial de América del Norte, en marcha desde 2020. Si el panel falla a favor de Estados Unidos y México no cumple con sus directivas, la USTR ganarí­a en última instancia el derecho de imponer aranceles punitivos a los productos mexicanos, una medida que podrí­a desencadenar una guerra comercial norteamericana.

La representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, dijo en un comunicado que la medida tení­a por objeto hacer cumplir las obligaciones de México en el TMEC de mantener las regulaciones basadas en ciencia sobre la biotecnologí­a agrí­cola. «Es fundamental que México elimine sus medidas biotecnológicas inconsistentes con el TMEC para que los agricultores estadounidenses puedan seguir accediendo al mercado mexicano y utilizar herramientas innovadoras para responder a los desafí­os climáticos y de seguridad alimentaria», dijo Tai. México compra cada año unos 5,000 millones de dólares a Estados Unidos en maí­z, principalmente para alimento de ganado. El paí­s afirma que el maí­z biotecnológico perjudica a las variedades autóctonas y puede tener efectos nocivos para la salud, una afirmación que la parte estadounidense cuestiona.

México también planea prohibir el herbicida glifosato, que considera peligroso en medio de acuerdos judiciales con pacientes de cáncer, a pesar de que los reguladores de todo el mundo han determinado su seguridad. Muchas variedades de maí­z transgénico están modificadas para tolerar el herbicida.
El ministerio de Comercio de Canadá, que se ha adherido a las preocupaciones de Estados Unidos sobre las polí­ticas de maí­z de México, «está considerando sus próximos pasos», dijo una portavoz, añadiendo que la ministra Mary Ng «ha sido consistentemente clara sobre la importancia de mantener enfoques basados en ciencia para las aprobaciones de biotecnologí­a».
Los futuros del maí­z recortaron temporalmente las ganancias en la Bolsa de Chicago tras el anuncio de la USTR, ya que los operadores temí­an que la disputa pudiera amenazar las exportaciones estadounidenses a México. La solicitud del panel se produce tras 75 dí­as de consultas formales solicitadas por funcionarios estadounidenses en junio.

La nación latinoamericana ha pedido la cooperación de Washington para realizar conjuntamente una investigación cientí­fica sobre los efectos en la salud del maí­z modificado genéticamente, pero un funcionario mexicano de alto nivel dijo a Reuters a inicios de agosto que Estados Unidos se ha negado. México argumenta que el maí­z biotecnológico perjudica a las variedades autóctonas y puede tener efectos adversos para la salud. «El enfoque mexicano de la biotecnologí­a no se basa en ciencia y va en contra de décadas de pruebas que demuestran su seguridad y del riguroso sistema de revisión reguladora basado en ciencia que garantiza que no supone ningún daño para la salud humana y el medio ambiente», dijo el secretario estadounidense de Agricultura, Tom Vilsack, citado en el comunicado. Añadió que las innovaciones en biotecnologí­a agrí­cola para mejorar los rendimientos también ayudan a aliviar los retos de la seguridad alimentaria y nutricional mundial, el cambio climático y la inflación de los precios de los alimentos.

La decisión de la USTR fue bien recibida por grupos comerciales de maí­z de Estados Unidos y de legisladores estadounidenses de ambos partidos, que afirman que las polí­ticas de México estaban perjudicando a los agricultores estadounidenses. Según las normas del T-MEC, debe convocarse en un plazo de 30 dí­as a un panel de cinco personas, elegidas de una lista de expertos preaprobados, con un presidente elegido conjuntamente y dos panelistas mexicanos elegidos por la parte estadounidense y dos panelistas estadounidenses seleccionados por la parte mexicana.

El panel examinará los testimonios y las comunicaciones escritas; su informe inicial deberá presentarse 150 dí­as después de que es convocado. El año pasado, grupos especiales de solución de diferencias del TMEC fallaron a favor de Estados Unidos en una disputa sobre cuotas de lácteos canadienses y en su contra sobre normas de origen del sector automotriz, poniéndose del lado de México y Canadá. Hay otros desacuerdos entre Estados Unidos y México, sobre todo en materia de energí­a, en el que Washington ha argumentado que la polí­tica nacionalista de México perjudica a las empresas extranjeras.
 

 

    Nota legal: Las correlaciones, interpretaciones, estudios comparativos, anotaciones, comentarios y demás trabajos similares que se encuentran en esta publicación, corresponden a los trabajos intelectuales realizados por el personal de Barra Nacional de Comercio Exterior ®, los cuales de conformidad con el artículo 89 del Código Fiscal de la Federación, pueden ser contrarias a las interpretaciones que realicen las Autoridades .

 

Te puede interesar